¿Conocías el concepto “mamá millennial”? Es un término nuevo para las mujeres que son mamás, que nacieron entre 1980 y 1995 y que se caracterizan por usar constantemente nuevas tecnologías en su día a día. Compartimos contigo algunas señales que te sacarán de dudas si eres o no una mamá millennial:

1.- Están en constante búsqueda: les gusta estar siempre informadas para criar de la mejor manera a sus hijos. Ante cualquier duda buscan la respuesta generalmente en internet o redes sociales y acostumbran a leer blogs o artículos para conocer otras experiencias y visiones sobre temas del cuidado y desarrollo de los niños.

2.- Mantienen su esencia: no cambian su forma de ser, gustos o aficiones al tener un hijo. Puede que necesiten acomodar sus tiempos y rutinas pero seguirán con su filosofía de vida. Su estilo y cuidado personal no pasa a segundo plano, acudir frecuentemente a la peluquería es algo normal. Se quieren sentir guapas por dentro y por fuera.

3.-Tienen la mente abierta: educan a sus hijos para ver con naturalidad a los diferentes tipos de familia, preferencias sexuales y enseñan a sus hijos a integrar a personas con capacidades diferentes, criando una nueva generación incluyente y respetuosa.

4.- Son tecnológicas: gracias a la tecnología móvil las mamás millennial tienen como Dr. y consejero a los principales buscadores, redes sociales y aplicaciones. Las plataformas de videos son muy útiles a la hora de entretener y/o educar a sus hijos.

Muestran su embarazo, el crecimiento y logros de sus pequeños a través de redes sociales, interactuando con otras mamás para compartir experiencias.

5.- Multitareas: pueden estar trabajando, cuidando al bebé y comprando por internet al mismo tiempo, mientras escuchan música online.

6.-Disfrutan la vida: a diferencia de otras generaciones en donde lo principal era la casa y la maternidad, las mamás millennial disfrutan la vida llevando la maternidad a un punto más relajado. Son seguras de sí mismas, lo cual las hace plenas y alegres trasmitiendo esa sensación a sus hijos.

¿Crees que eres una mamá millennial? ¡Cuéntanos!