¿Estás pasando por la etapa en donde tu bebé lleva sus manos y todos los objetos que encuentra a su boca? ¿Sabías que es una etapa completamente normal que todos los pequeños viven? Incluso desde antes de nacer, tu bebé ya se chupaba sus manitos, esto es porque todos los pequeños utilizan la boca como medio de exploración para descubrir el mundo, conociendo nuevas texturas, formas y sensaciones.

Al nacer tu bebé, verás que al sentir tu pecho, su reflejo de búsqueda hará que mueva su cabeza y labios hasta comenzar a tomar leche, también notarás como se lleva su mano a la boca y comenzará a chuparla. Más grande, incluso llevará sus pies a la boca y chupará juguetes u objetos cercanos voluntariamente, no sólo por reflejo, ya que deseará identificar todo para conocer más y mejor.

¿Sabías que los bebés también se relajan al chupar su dedo o chupete? Además, cuando comienzan a salir sus dientes, necesitarán cosas blandas y con texturas para aliviar así su molestia.

Durante esta etapa, es importante que permitas que tu hijo explore con su boca siguiendo siempre algunas recomendaciones para su seguridad:

  • Al dejar al bebé con objetos a su alcance, asegúrate que sean más grande que su boca abierta.
  • Verifica que los juguetes u objetos no tengan bordes, puntas o sustancias tóxicas como gel o líquidos que puedan causarle daño.
  • Ayuda a su desarrollo entregándole cosas con distintas texturas o temperatura. Los objetos fríos son perfectos para calmar sus molestias durante la dentición.
  • Cuando tu bebé tome un objeto inapropiado que no lograste sacar de su alcance, quítaselo, pero a la vez reemplázalo por un juguete adecuado como una pelota plástica o mordedor.
  • Si tienes más de un hijo, enséñale a los hermanos mayores sobre cuales juguetes deben estar al alcance del bebé.
  • Será imposible mantener todo lo que este a su alcance limpio, pero por lo menos una vez al día enjuaga o limpia sus juguetes preferidos.
  • Consulta a su pediatra sobre qué hacer si tu bebé se traga algo o presenta una obstrucción por objetos, para estar así siempre preparada e informada.

Conocer el entorno que lo rodea con la boca, será una de las primeras habilidades que tu hijo desarrollará dentro de las muchas etapas que están por venir. ¿Tu pequeño está pasando por esta etapa? ¡Cuéntanos!